Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La paciencia del maestroQuería compartir un breve cuento que acabo de leer y que tiene mucho que ver con mi voluntad de re-aprender lo “aprendido”, los tiempos que tiene cada uno para aceptar y despojarse y la sabiduría del maestro en dejar que el alumno se prepare para el cambio sin ser forzado:

“Un hombre muy culto acudió a visitar a un maestro con la pretensión de que le aceptara como discípulo. Al llegar a su casa, fue recibido por su asistente, que le preguntó:

—¿Qué deseas, buen hombre?
—Quiero ser aceptado como discípulo y seguir la senda hacia la liberación total de la mente y la conquista de la sabiduría.
—Muy bien. Espera aquí y se lo comunicaré al maestro.

Tras unos instantes, apareció de nuevo el asistente y le entregó al visitante una hoja con una serie de preguntas, instándole a que las respondiera por escrito.

Dado que el pretendiente era muy culto y gozaba de una notable erudición, le fue muy fácil contestar a todas las preguntas del formulario. Una vez respondidas todas las cuestiones, el asistente desapareció de nuevo para llevarle la hoja al maestro. En unos instantes regresó y dijo:

—El maestro me dice que te haga saber que todas tus respuestas han sido correctas y que gozas de una gran erudición, por lo que te aceptará como discípulo en el plazo de un año.

El pretendiente se sintió halagado, pero le parecía demasiado tiempo que le hicieran esperar un año para recibir la instrucción espiritual, por lo que dijo:

—Es un largo plazo el que me fijáis, a pesar de lo bien que he respondido a todas las cuestiones, ¿verdad? ¿Qué habría pasado entonces si mis respuestas no hubieran sido tan adecuadas?

Y el asistente repuso:
—¡Ah!, en ese caso el maestro te habría aceptado hoy mismo, pero no queda más remedio que esperar un año para que te libres del excesivo lastre de todos tus innecesarios conocimientos. Te esperamos dentro de un año.

REFLEXIÓN: Tendemos a confundir el conocimiento con el entendimiento correcto, la información y erudición con la sabiduría, cuando en realidad son bien diferentes. El conocimiento es acumulación de datos y no transforma; la sabiduría es una visión cabal que surge de la transformación interior y a la vez nos sigue transformando.

El intelecto desempeña un papel en nuestras vidas, pero la vida es mucho más que intelecto, conceptos, lógica y simple entendimiento racional. Infinidad de cosas son inasibles a la lógica, irreductibles al mero razonamiento.

Si los conocimientos y la erudición no son bien encaminados y anegan el campo de la evolución interior, pueden empantanarlo y frenar el proceso de la realización de sí. El aspirante espiritual debe prevenirse contra las racionalizaciones que se tornan un error básico de la mente, propenden a la justificación falaz y al auto-engaño y se convierten en una traba en la senda del autoconocimiento.”

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Facebook

Twitter

YouTube

Google Plus

Follow Me on Pinterest
  • Clases de Karate-Do para padres e hijos

    Pinned: 2 Apr 2014
  • Clases de Karate-Do para padres e hijos

    Pinned: 2 Apr 2014
  • Clases de Karate-Do para padres e hijos

    Pinned: 2 Apr 2014
  • Clases de Karate-Do para padres e hijos

    Pinned: 2 Apr 2014
  • Clases de Karate-Do para padres e hijos

    Pinned: 2 Apr 2014
  • Clases de Karate-Do para padres e hijos

    Pinned: 2 Apr 2014
  • Clases de Karate-Do para padres e hijos

    Pinned: 2 Apr 2014
  • Torneo fin de año 2012

    Pinned: 2 Apr 2014
  • Clases de Karate-Do para padres e hijos

    Pinned: 2 Apr 2014
  • Clases de Karate-Do para padres e hijos

    Pinned: 2 Apr 2014